Volver
Filtrar
Luna de miel en Alaska
Consulta precios
Si después de los preparativos de la boda quieren huir del ritmo de vida para encontrar tranquilidad y calma, Alaska puede ser el destino perfecto para la luna de miel.

Alaska es un destino diferente para la luna de miel, algo muy especial y único. Si buscan un viaje de tranquilidad, paz y que no sea el típico destino de viaje de novios, Alaska puede ser la opción perfecta. Además de disfrutar de su exuberante naturaleza, podrán presenciar uno de los fenómenos de la naturaleza más fascinantes, la aurora boreal. Un espectáculo de colores en el cielo que sólo se puede ver en zonas árticas.

Hoy les invitamos a descubrir algunos de sus mejores lugares para disfrutar en la luna de miel ¡vamos a descubrir Alaska!

Parque Denali. Es una de las joyas más preciadas de Alaska, se encuentra en la montaña más alta de Estados Unidos, el Monte McKinley. Dentro del parque se pueden hacer un sin fin de actividades como alpinismo, esquiar, hacer caminata con raquetas por la nieve, incluso hacer un recorrido en trineo con perros. No se cansarán de disfrutar sus maravillosos paisajes. Es muy importante que sepan que en este parque no hay caminos, por lo que un GPS resulta muy útil para la visita.

Fairbanks. Se encuentra por encima del Círculo Polar Ártico y por ello sus días tienen una duración bastante peculiar. Pueden durar unas 4 horas el día más corto, hasta 21 horas el día más largo. Este es uno de los mejores destinos para observar las auroras boreales, un paisaje único que pocas veces tendrán la oportunidad de ver. Si van en invierno no se pierdan el Campeonato de Trineos tirados por perros y el concurso de esculturas de hielo. En cambio, si van en verano hay otros planes imperdibles como dar un paseo en el Riverboat Discovery, un barco de vapor de ruedas que los llevará por los ríos Chena y Tanana, mientras disfrutan de espectaculares vistas. Y por último, les recomendamos los manantiales de aguas calientes, de entre 50 y 65 grados, que pueden encontrar en medio de los hielos. El plan ideal para relajarse en medio de tanta calma y tranquilidad.

Anchorage. Es la capital de Alaska donde se encuentra el 70% de su población. Algunos de sus lugares imperdibles con el Imaginarium, el museo más grande del estado. También pueden visitar el zoológico y pasear por sus hermosas calles. Y a tan sólo una hora en coche encontraréis el Chugach State Park, uno de los espacios naturales más grandes del país. Si aún tienen tiempo pueden visitar sus famosos glaciares como el Glaciar Mendenhall o Portage Glacier. Anchorage tiene un encanto mágico, ya que se trata de una ciudad con sabor de frontera y con una gran vida cultural, así que seguro que la vas a disfrutar un montón.

Les recordamos que por encima del Círculo Polar Ártico en verano el sol no se pone, y pueden disfrutar del famoso sol de media noche. Mientras que en invierno se vive bajo penumbra, aunque a cambio pueden ver alguna aurora boreal un lugar mágico! ¿Se apuntan a este destino?

Otros destinos

Volver arriba